Los productos fabricados por TWIG respetan la Directiva RAEE 2012/19/UE (residuos de equipos eléctricos y electrónicos), con el fin de evitar los residuos de equipos eléctricos y electrónicos mediante la reutilización, el reciclaje y otros métodos de recuperación que reduzcan la generación de residuos.

Los RAEE son una mezcla compleja de materiales y componentes que, debido a su contenido peligroso, pueden causar importantes problemas ambientales y sanitarios si no se gestionan adecuadamente.

Para mejorar la gestión ambiental de los RAEE, contribuir a una economía circular y aumentar la eficiencia de los recursos resulta fundamental mejorar la recogida, el tratamiento y el reciclaje de los equipos electrónicos al final de su vida útil.