Para nosotros, la sostenibilidad consiste en tener dispositivos duraderos y económicos con garantía y asistencia: todas estas características aumentan el ciclo de vida del producto y hacen que los productos TWIG sean sostenibles a largo plazo.

Los dispositivos TWIG se fabrican en nuestras propias instalaciones de bajo consumo energético, utilizando tecnologías sostenibles: calefacción y enfriamiento por geotermia, recuperación de calor avanzada, energía solar pasiva y un aprovechamiento máximo de la luz natural. El grosor del aislamiento de la fábrica es superior a lo que indica la normativa finlandesa en materia de construcción.

Las técnicas empleadas reducen el consumo de energía de la fábrica de TWIG y la huella de CO2. Toda la electricidad adquirida procede de centrales hidroeléctricas sin emisiones.

Reciclamos y reutilizamos todo lo posible. Todo el plástico y el cartón que llegan a nuestra fábrica se reutilizan para evitar el problema cada vez mayor que constituyen los residuos. En nuestra fabricación siempre pensamos en cuál es la mejor solución para no generar residuos. Y optamos por la naturaleza en lugar de un consumo mayor. Este pensamiento sostenible ha demostrado ser no solo una idea ecológica, sino también una forma de ahorrar tiempo y dinero.

Nuestra producción sigue las normas establecidas en las directivas de la UE ISO14001:2015, RAEE, REACH y RoHS 2.

Al igual que la oferta completa de productos TWIG, nuestros valores ecológicos están formados por muchos componentes para crear un concepto sostenible completo. Los detalles son importantes, como la biodiversidad ampliada del prado y el jardín que rodean la fábrica.